Neo, una interfaz que reinventa nuestro escritorio

Lennart Ziburski, de 21 años, tras considerar que el tradicional sistemas de ventanas se había quedado obsoleto –se introdujo por primera vez en los ’70 con la Xerox Star– ha lanzado Desktop Neo, una interfaz de escritorio que da un vuelco a lo que conocemos hasta ahora para convertirlo en algo más eficiente en aras de mejorar productividad.

Neo, es un sistema que permite cambiar su tamaño con solo hacer clic en el borde, minimizarlos sin dejar de contar con una previsualización, y similares; y que funcionaría, también, con los habituales gestos táctiles. Pero las ventanas no son lo único que elimina, sino que su idea cambia las carpetas por unas etiquetas inteligentes que pueden adjudicarse a cualquier cosa, es decir, a correos electrónicos, documentos, archivos y más, fáciles de encontrar con el buscador.

El menú contextual también desaparece, convirtiéndose en una rueda de opciones que aparece al pulsar seguidamente con el dedo sobre el elemento que deseamos modificar. Incluye un apartado de “más” para obtener una lista de todas las acciones disponibles. La posibilidad de hacer zoom sobre la pantalla, desplazarse, escribir con un lápiz y similares son otras de sus aportaciones, aunque deberían centrarse en dispositivos táctiles.